Blog de Nacho Rivas

Por si le sirve a alguien

Política y moral. O como los políticos desmoralizan a la ciudadanía

Una huelga general y unos presupuestos generales (los más restrictivos de la democracia), en menos de 24 horas, supone una sobredosis de adrenalina que, o bien te tumba o, por el contrario, te pone a mil. Sobre todo si tenemos en cuenta que son adrenalinas opuestas, si se me permite el juego lingüístico: la primera representa la resistencia de un sector de los ciudadanos y ciudadanas a someterse a la lógica de la nueva esclavitud; la otra justamente es la que ratifica y eleva a rango de ley las claves de esta esclavitud.
Más allá de la guerra de cifras (tanto del seguimiento de la huelga, como de los recortes), ya suficientemente debatidos en todos los medios, lo que más me preocupa de ambas situaciones es lo que tienen de acto moral; esto es, de compromisos con un modelo social deseado. Las diferencias en este aspecto son claras y preocupantes.
Sólo algunos indicios:
– Es relevante el contumaz empeño en construir la realidad a la medida de los intereses propios. NO es una cuestión de cual sean los números reales de cuantos seguimos la huelga, o cual es el déficit real de la economía española. Eso importa poco. Las evidencias son manejadas en función de la realidad que se quiere mostrar. Sin duda este es un principio constructivista, pero en vez de caracterizarse por un diálogo paritario y sincero, se caracteriza por hacer prevalecer el propio punto de vista, por encima de cualquier otro. Este es un acto inmoral. La política (la partidista), entendida de este modo, por tanto, es profundamente inmoral.
– Resulta casi sorprendente (al hablar de políticos nunca es del todo sorprendente) el intento desmesurado de hacernos creer que favorecer los desmanes de los empresarios y los mercados es la forma de favorecer el bienestar colectivo. Constantemente se empeñan en hacernos creer que todos somos culpables de la situación por nuestro desaforado afán de vivir por encima de nuestras posibilidades. La acción depredadora de los constructores, empresarios y otros afines, parece que es culpa de los compradores, y no de la especulación desmedida de unos cuantos. La codicia de los bancos, haciendo creer que todo era posible en la economía actual, es respaldada por los continuos rescates. Y no hablemos ya de los defraudadores a los que ahora generosamente se quiere amnistiar. Premiar a los inmorales es una acto de profunda inmoralidad. No olvidemos que la patronal ha estado regida por alguien actualmente acusado de varios delitos por su gestión. Patronal que le sostuvo hasta el final justificando su acción como legítima en el sistema en que estamos. Buena parte de la clase empresarial no es, sin duda, un ejemplo de moralidad y de interés por el bien común
– En la presentación de los presupuestos la portavoz del gobierno repitió hasta el hastío la palabra equidad, mientras nos anunciaba la subida del coste de la vida, y la amnistía a los defraudadores. No hablaba de recortes millonarios, mientras reconocía que el equivalente al 20 % del PIB de este país es fruto de la estafa, la evasión de impuestos y del dinero negro alojado en cuentas opacas fuera de este país. 25.000 millones de euros que corresponden a mas de la mitad de la deuda pública en España. Y para estos, que sí son culpables de buena parte de la crisis que padecemos, les perdonamos las culpas, a cambio de una pequeña multa (una falacia sin duda que no conduce a ningún sitio).
Posiblemente el gobierno se piensa que los ciudadanos y ciudadanos no dejamos de ser sino objeto de manipulación y que las mentes bienpensantes de este país (o sea ellos) tienen la misión de rescatarnos, aún a nuestro pesar. Esto, históricamente, se ha llamado nepotismo, y era propio de los regímenes absolutistas anteriores a las revoluciones del siglo XVIII y XIX. Posiblemente esa es la cuestión: están buscando volver a esa añorada situación en que los ricos era ricos, y además gobernaban y los pobres no tenían más misión en esta vida que servir a dios y al rey (y al señorito de turno, que actuaba en su nombre).
A la ministra de trabajo se le escapó cuando dijo que la soberanía está en el parlamento; o sea, en ellos. Confundió la soberanía popular con sus representantes, dejando claro que la clase política es la nueva oligarquía que gestiona la tierra (o sea, la propiedad) y la vida de las personas que viven en ella. Algunos representantes de este grupo (se lo escuché hoy al señor Segurado), afirman sin pudor que el pueblo ya votó los presupuestos el 20 de noviembre, confundiendo el voto con la barra libre. Los derechos civiles, históricamente conquistados, están en grave riesgo. NO son compatibles con las políticas basadas en la soberbia, el nepotismo y el redentorismo.
¿Hasta dónde estamos dispuestos a aguantar la inmoralidad como forma de hacer política?

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Conversaciones necesarias

Entre educación, cultura y política

Yo Soy Tu Profe

Aprender ciencias es mucho más fácil de lo que te imaginas

Melilla ConBici

Queremos que seas parte de la solución.

Procesos complejos

Emilio Roger Ciurana

Hipermediaciones

Conversaciones sobre la comunicación digital interactiva

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

Els veÏns del C2

Blog per publicar els textos de les tasques finals

Emsconocimiento's Blog

Just another WordPress.com site

ReCREA Project

Resiliencia, Creatividad y Educación

Pedagogías Insumisas

Patricia Medina Melgarejo coord.

Syncnestesia

Proyecto experimental audiovisual transmedia que juega en el campo del Jazz

All that is Solid for Glenn Rikowski

All that is Solid ... is a radical blog that seeks to promote a future beyond capital's social universe. "All that is solid melts into air" (Karl Marx and Friedrich Engels, 'The Communist Manifesto', 1848).

cienciatecnoeducativa

Análisis, enseñanza y aprendizaje de temas diversos.

kharma Estrany. [Art & Culture]

Espacio de arte y pensamiento

Ley Educación compartida

Un Ley de Educación para tod@s

A %d blogueros les gusta esto: