Blog de Nacho Rivas

Por si le sirve a alguien

Archivar en la categoría “Excelencia”

Nos jugamos más que una paga extra

Descargar: Entrevista Sur

Subo esta vez la entrevista que el día 15 de julio me han hecho en el diario SUR de Málaga, acerca de la situación que se está originando en la educación y en la universidad con las nuevas políticas (de recortes y de reformas) que está haciendo el gobierno de Rajoy y su ministro Wert en particular.

La entrevista recoge bastante bien la conversación que tuvimos, larga y compleja. Le falta algunas referencias que me gustaría puntualizar.

– En la entrevista se hizo más hincapié en la falacia de los rankings (léase PISA, que tanto les gusta a los gobiernos). En nuestro caso porque se obvia algunos contenidos de los informes que parece que no interesan tanto, como el de la Equidad en los sistemas educativos. Esto es, la diferencia entre los mejores y peores en relación a los recursos económicos. En este ranking España ocupa uno de los primeros lugares. Algunos (Wert por ejemplo) le llaman a esto mediocridad, no justicia. Un sistema educativo que ha conseguido equilibrar las brutales diferencias con las que se partía a finales de los 70, merece un respeto, cuanto menos. Algunas oportunidades nuevas se han creado para muchos que estarían destinados a la exclusión. Lo cual no quita para que haya que seguir avanzando y mejorando en este sentido, no volviendo a sistemas más selectivos, que sólo favorecen a un sector.

– Una mención que me parece importante que no se recoge en la entrevista, es el efecto de la elección temprana, a los 14 años, de la orientación académica. A la pregunta de qué me parecía la respuesta fue obvia: una barbaridad (tal como aparece en la entrevista). Pero entre las razones de por qué me parece una barbaridad mencioné las diferencias que se pueden establecer en esta elección, en función de la situación de origen. Estamos en una sociedad de clases (guste o no a algunos), y esto significa que las elecciones dependen mucho de la condición de clase del alumno, ya que se visibilidad diferentes posibilidades a las opciones educativas. No es lo mismo la elección que puede hacer, por ejemplo, el hijo o hija de profesionales de cierto nivel, que viven desde que nacen unas expectativas muy claras respecto a su futuro profesional, y para el que la elección es evidente podríamos decir (las sagas familiares en ciertas profesiones, por ejemplo, son muy evidentes), o la elección de los hijos de trabajadores para los que la educación superior o si quiera más allá de la enseñanza obligatoria, no es más que una quimera. La expectativa de estas familias es simplemente que puedan estudiar para “ser mejores que sus padres”, y esto significa pensar en términos de los estudios más asequibles en términos económicos, académicos y laborales. ¿Estamos hablando de una opción en igualdad de oportunidades, o de un sesgo establecido desde la condición familiar? Fijense que no hablo de determinantes, sino de condiciones que favorecen o no. La escuela es responsable de crear condiciones lo más equitativas que le sean posible.

Espero que estas ideas, puedan seguir generando debate y posibilidades de cambio para la escuela. Para la escuela de todos y de todas, desde el principio hasta el final.

Anuncios

Confirmado: la reforma de Wert no es ideológica, … es patológica

Nunca deja de sorprenderme la impunidad con la que los políticos son capaces de opinar y de dictar leyes desde la ignorancia y la soberbia. Hace pocos días escribía en este mismo blog sobre el “Wertazo a la educación”. Ahora el propio ministro, en su intervención del curso de verano de FAES (http://bit.ly/RmnMkr) confirma todo lo que ahí planteaba: La comprensividad es negativa porque no segrega y si no segrega no incentiva al alumnado; la selectividad no funciona porque suspende muy poco; la cultura de la evaluación es necesaria para evitar la mediocridad en el sistema educativo; y el denostado informe PISA es “una bendición” porque nos indica en qué lugar estamos. El remate es que estos principios que van a suponer la eliminación del sistema educativo de las capas más populares de la población, no es ideológica, sino que busca que los españoles tengan mejor educación.

Es preocupante que estas afirmaciones “no ideológicas” no se hagan a partir de ninguna evaluación seria y profunda del sistema educativo que justifique sus propuestas. De hecho, en este país no se ha hecho una sola evaluación global del sistema educativo fiable, desde que Maraval publicó su “Hacia la Reforma”, que marcó el norte de los cambios en el sistema educativo. Por eso mismo se lo cargaron como ministro, al igual que su propuesta de reforma. Si fuera el caso que PISA pueda ser considerada como una evaluación profunda y global de la educación en España habrá que tener en cuenta la globalidad de lo que ahí se dice. Por ejemplo, que España tiene uno de los sistemas educativos más equitativos de toda la OCDE. Justo lo que el wertazo está dispuesto a eliminar priorizando exclusivamente los contenidos de tipo instructivo.

Por otro lado, parece que se confunde algo tan elemental en las teorías educativa que los ranking no son evaluaciones. Antes bien, solo son formas de clasificación de acuerdo a criterios generalmente interesados. Evaluar es comprender y, por lo tanto, debería posibilitar conocer en profundidad cómo funciona la educación y por qué. Pero posiblemente esto no interesa. La educación siempre es contextual y no se puede juzgar a todo el alumnado y su supuesto ¨éxito académico”, por pruebas homogéneas que normalmente sustentan posiciones de clase. Por último, reitero algo que ya he dicho anteriormente en este blog, los países que mejor califican en PISA una de dos, o son los más selectivos y segregadores, o, los más de ellos, son sistemas comprensivos, que atiende al alumnado desde su globalidad: intelectual, afectiva, artística, axiológica,…

Quizás un poco más de información y de formación pedagógica no le vendría mal al ministro. Aunque quizás le baste con un poco de sentido común. Ese que dice que el éxito educativo tiene mucho que ver con las condiciones socio-económicas.

Wertazo a la educación

El anuncio de las nuevas medidas del ministerio que van a constituir la próxima (enésima) reforma educativa, en general no son nuevas. En otro post ya comenté algunas cuestiones relacionadas, por lo que remito al mismo al que quiera conocer más mi opinión (Otra Reforma de la Educación!!!!! http://wp.me/p18IaD-1E). Sin embargo, nos encontramos con algunas novedades dignas de destacar que atacan directamente al corazón del modelo comprensivo de enseñanza. Me refiero a la evaluación selectiva en varios momentos del sistema educativo. La más grave, sin duda, coincidiendo con otros comentarios que se están haciendo, es la que tiene lugar al finalizar la primaria, como requisito para acceder a la Educación Secundaria. Como algún colega apuntaba, representa una  vuelta a la prueba de ingreso que se hacía en la etapa más rancia del franquismo, para pasar de la primaria al Bachillerato elemental, más o menos a la misma edad.

Hay dos cuestiones relevantes que me gustaría añadir, a lo ya dicho:

  • Supone reforzar un modelo educativo selectivo, meritocrático y evaluativo. De hecho, creo que no es erróneo afirmar que supone el acta de defunción de la escuela comprensiva, que, aún con todos los defectos de la aplicación que de ella se estaba haciendo (que son muchos), supone el mejor intento hasta ahora de instaurar un sistema educativo democrático e inclusivo.
  • La supresión de asignaturas y el refuerzo a las asignaturas PISA, como se les está llamando (lengua, matemáticas, ciencias…) supone optar por un sistema de instrucción y no por un sistema educativo. Se refuerza exclusivamente el valor instructivo de la escuela a costa del valor formativo en sentido global. Se olvida que educación es algo más que conocer, y que implica también lo emocional, la expresión de todo tipo, los sentimientos, la pasión, la participación, los valores, etc.

La situación es grave y nos retrotrae a etapas pasadas, sin que haya ningún tipo de evaluación que acredite esta reforma ni ninguna investigación, estudio o análisis que con evidencias pueda sostener que este sistema al que vamos, es mejor. Más bien lo que tenemos son evidencias contrarias, como es el caso del sistema educativo finlandés (si mantenemos el criterio PISA) o todas las experiencias evaluadas y contrastadas de enseñanza comprensiva y democrática a lo largo del mundo, como se puede comprobar en informes tan poco tendenciosos como los de la UNESCO. Con lo cual no me equivoco si afirmo, una vez más, que esta es una reforma ideológica, que opta por la segregación, la excelencia de unos pocos, la exclusión de los más necesitados, etc. El mejor sistema educativo es aquel que está hecho a la medida de los que más lo necesitan, ya que los otros van a triunfar en cualquier caso. La medida de la calidad es la del último integrante del sistema educativo; o en su caso, de los excluidos del sistema. Obviamente en esta reforma la mirada es la opuesta y la pagarán los de siempre.

Lo que me preocupa de todo esto, además de lo dicho, y lo dejo como reflexión para seguir hablando en el futuro, es qué hemos hecho los que pensamos en una educación democrática, inclusiva, comprensiva y libre, para que no hayamos conseguido consolidar un sistema más justo en el que todo el mundo se hubiera visto reflejado? Si ahora se pueden permitir arremeter con esta barbarie, es justamente porque desde las políticas educativas progresistas, y desde los pensamientos educativos críticos, no se ha sido capaz de generar un sistema consolidado y aceptable. Y ante la duda, la autoridad da más seguridad. Por tanto, creo que debemos preguntarnos cual es nuestra cuota de responsabilidad para que pueda ser posible que esto esté ocurriendo en este momento. Desde el proceso de reforma de mediados de los 80 (el único realmente serio que se ha hecho en este país) todo lo que ha venido a continuación, incluida la LOGSE, no han sido sino sucesivas acotaciones y recortes a un modelo de educación realmente comprensivo, democrático e inclusivo. Cada cual se mire en el espejo que le corresponda.

15M, educación pública y excelencia

Escribo, como si dijéramos, a pie de manifestación y aún con el ruido del desalojo de la puerta del sol de Madrid y otras plazas a lo largo de todo el estado español. Cuando la respuesta a la voz de la ciudadanía, pacífica y solidaria, es la violencia, la que pierde, sin duda, es la democracia; por mucho que el escondido Rajoy se empeñe en hacernos creer que ese es el mandato de las urnas (discurso de cierre del congreso del PP vasco en el día de hoy). Los votos no son una carta en blanco y mucho menos patente de corso, como parece interpretar este señor.
Volviendo a la manifestación del 12M, una de las constantes más repetidas en pancartas y consignas fue la defensa de la educación pública, en todos los niveles del sistema educativo. Como educador, y ciudadano comprometido en la defensa de lo público, me hace sentirme orgulloso y esperanzado, pero también me hace reflexionar. Posiblemente este sea uno de los ejes que están caracterizando el movimiento, tanto en lo relativo a la educación, como a la sanidad, como a otros aspectos de la sociedad del bienestar. Posiblemente esta sea también una de las cuestiones que más pone los pelos de punta a neoliberales, banqueros, especualadores, … en fin, mercado en general. La razón principal, aparte de las cuestiones ideológicas (que pueden cambiar en función de la cotización del momento, como estamos viviendo cada día), es por el importante negocio que representa, sin duda goloso y apetitoso para este colectivo. Quizás haya que empezar a pensar en cambiar el término de “bienestar”, que está siendo interpretado como un lujo que no nos podemos permitir (algunos más que otros sin duda), por el de “derechos ciudadanos”. Una educación o una sociedad pública, gratuita y universal debería ser un derecho por la mera condición de ser personas y miembros de una comunidad. Un lujo, y un exceso, es lo que hace la sociedad del lujo y la ostentación; un lujo es llevarse más de dos millones de indemnización por dejar un banco al borde del desastre; un lujo es sustentar a una familia real que no aporta nada a la democracia, y que encima se permite robar algo de ese dinero público. Y no sigo. Seguramente los derechos colectivos mejorarían mucho si limitásemos los excesos individuales de estos sujetos.
Es evidente que si hay necesidad de reivindicar la enseñanza pública es porque esta está amenazada. Bajo mi punto de vista de forma grave. La decisiones del ministro Wert sólo gustan a los empresarios de la educación privada y a algunos incondicionales (no muchos a juzgar por las todas las encuestas). Algunos organismos internacionales claramente están presionando a los Estados más débiles (y a los que no lo son tanto) para privatizar sus sistemas educativos; el “no child left behind act” norteamericana favorece el cierre de escuelas públicas con poco éxito en el logro de los estándares nacionales; en la última reunión de Ministros de Educación europeos crecen las intentos de privatizar la educación europea en todos los nivles;… Ejemplos estamos viviendo diariamente que no invitan al optimismo. Por eso resulta relevante la manifestación pública a favor que tuvo lugar ayer.
Quiero entender que esta reivindicación es a favor de un sistema que no solamente sea gratuito y universal, sino que también sea de calidad. En los últimos 30 años, en España hemos asistido a una revalorización de la educación pública muy significativa, que ahora se ve amenazada. Salimos de una situación de marginalidad en los tiempos de la dictadura a ejercicio de modernización e innovación muy significativo que ha hecho de nuestro sistema una referencia internacional, guste o no guste, a nuestros políticos neoliberales. Aún con todos los defectos y el mucho camino por recorrer que aún tenemos. Por contra, ahora se nos quieren imponer políticas de calidad, bajo la etiqueta de la excelencia, que sólo esconden más segregación y más discriminación. Mientras el discurso de la excelencia sólo sea favorecer que unos pocos puedan acceder a un sistema por encima de los demás, estamos quebrando un principio básico de la democracia. Con eso no estamos construyendo una sociedad mejor, sino una mayor diferenciación de clase. Sociólogos como Fernández Enguita, desde hace años, vienen poniendo sobre el tapete la relación entre éxito académico y clase social, la cual no es debida a mejores capacidades cognitivas sino a condiciones económicas y a las desiguales oportunidades. La excelencia solo viene a avanzar sobre este modelo y marcar más estas diferencias de clase.
Debo confesar que yo también estoy a favor de la excelencia, pero de la excelencia para todos. La única excelencia deseable es hacer excelente a todo el sistema educativo en su conjunto, si se me permite el juego de palabras. Y eso significa que la apuesta no debe ser hacer centros de excelencia, universidades de excelencia, bachilleratos de excelencia,… sino hacer un sistema educativo excelente. Y el umbral de la excelencia lo marca el peor de los centros del sistema educativo. Esta es la única manera de construir un sistema educativo más justo, más solidario, y que supere las contradicciones inherentes a su condición de institución en una sociedad como la actual.

Navegador de artículos

divulgagadici

Gabinete de divulgación científica

Femme del univers

Rincón de creación de una mujer inquieta que adora el Universo...

Conversaciones necesarias

Entre educación, cultura y política

yosoytuprofe

Aprender ciencias es mucho más fácil de lo que te imaginas

Melilla ConBici

Queremos que seas parte de la solución.

Procesos complejos

Emilio Roger Ciurana

Hipermediaciones

Conversaciones sobre la comunicación digital interactiva

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

Els veÏns del C2

Blog per publicar els textos de les tasques finals

Emsconocimiento's Blog

Just another WordPress.com site

ReCREA Project

Resiliencia, Creatividad y Educación

Pedagogías Insumisas

Patricia Medina Melgarejo coord.

Syncnestesia

Proyecto experimental audiovisual transmedia que juega en el campo del Jazz

All that is Solid for Glenn Rikowski

All that is Solid ... is a radical blog that seeks to promote a future beyond capital's social universe. "All that is solid melts into air" (Karl Marx and Friedrich Engels, 'The Communist Manifesto', 1848).

cienciatecnoeducativa

Análisis, enseñanza y aprendizaje de temas diversos.

A %d blogueros les gusta esto: