Blog de Nacho Rivas

Por si le sirve a alguien

Archivo para la etiqueta “democracia”

Aquí no dimite ni dios… Aprendamos de la historia

Cuenta Plutarco en su libro “Vidas Parelalas”, la historia de Tiberio Graco (164 ac. – 133 ac.), Tribuno de la Plebe (equivalente a un parlamentario de hoy en día), que inició una reforma agraria en Roma para regular la apropiación indebida de la tierras comunales por parte de los nobles y devolverla a propiedad común. Los senadores consiguieron que Octavio, el Tribuno de la Plebe opositor, paralizara esta reforma haciendo uso de su capacidad de veto. Tiberio reúne a los ciudadanos de Roma en Asamblea, y este es el discurso que provoca el cese de Octavio. Valga este resumen apresurado para situar la historia. Hace más de 200o años la historia era parecida, por lo que parece a la actual. Pero entonces parece que había políticos con agallas. Dicho sea de paso, una vez conseguido el cese de su opositor y la aprobación de la Reforma Agraria, fue brutalmente asesinado.

Que cada palo aguante su vela.

images

“Que un tribuno es sacrosanto e inviolable, a causa de que se consagra al pueblo y es del pueblo defensor; mas si cambiando de conducta ofende al pueblo, disminuye su poder, y le priva de votar, él mismo es quien se despoja de su dignidad, no haciendo aquello para que fue elegido, pues si no, al tribuno que arruinara el Capitolio o incendiara el arsenal debería dejársele en paz; y eso que el que esto hace es tribuno, aunque malo; pero si disuelve el pueblo ya no es tribuno. ¿Y no sería cosa repugnante que el tribuno pueda prender al cónsul, y que el pueblo no pueda despojar de su autoridad al tribuno cuando abusa de ella contra el mismo de quien la recibió? Porque al cónsul y al tribuno igualmente los elige el pueblo. Pues la prerrogativa real, conteniendo en sí todo poder y toda autoridad, era, además, consagrada con las ceremonias más augustas, y parecía en cierta manera cosa divina; y, sin embargo, la ciudad expelió a Tarquinio por ser injusto, y por la maldad de uno solo fue disuelta aquella autoridad patria que había fundado a Roma. ¿Y qué cosa hay en Roma tan sagrada y venerable como las que llamamos las vírgenes encargadas de guardar el fuego incorruptible? Y si alguna de ellas yerra, es enterrada viva: porque impías contra los dioses, no guardan lo inviolable y sagrado que por respeto a los mismos dioses se les concede. No es, pues, conforme a justicia que el tribuno injusto contra el pueblo conserve la inviolabilidad que en favor del pueblo le es dada, porque él mismo destruye la autoridad que le hace poderoso. Y si tiene justamente su autoridad, porque la mayor parte de las curias le votaron, ¿no se le quitará con mayor justicia todavía si todas votan contra él? Nada hay más santo e inviolable que las ofrendas y voto de los dioses, y nadie disputa al pueblo la facultad de usar de ellos, de moverlos y trasladarlos como le parece. Érale, pues, lícito trasladar al tribunado a otro, como una ofrenda; y prueba clara de no ser toda magistratura una cosa tan sagrada que no pueda quitarse, es que muchas veces los que las tienen hacen por sí renuncia y dimisión de ellas”.

 

Anuncios

“Hay que escoger: o descansar o ser libre”

Comparto un texto de Castoriadis que hace pensar sobre lo que estamos viviendo y las actitudes que desarrollamos ante lo que vivimos. Qué significa la democracia, qué significa la libertad, qué significa ser ciudadano,… en una sociedad en crisis donde el mercado y el capital están colonizando todas las parcelas de la vida social y también de la privada. La respuesta está en cada uno y en cada una.

 

Contra el conformismo generalizado | biblioteca nomadant.

Si una sola generación se educara en libertad… (Reflexiones en el día de mi cumpleaños)

Como suele ocurrir todos los años por esta fecha, hoy, 21 de diciembre, cumplo años. Coincide con el solsticio de invierno, y hoy, además, con la profecía maya que auguraba el fin del mundo. Más bien se trata de los agoreros de siempre interpretando lo que nunca se dicho, ni había intención. Este año también coincide con el primer año de gobierno popular, lo cual, como sigan así, sí puede representar el fin del mundo; al menos del mundo que estábamos construyendo con mucho esfuerzo donde parecía que los derechos sociales estaban más o menos consolidados y que teníamos algo parecido a una democracia que nos permitía opinar sin riesgo. Un año basta, e incluso mucho menos, para poner en riesgo el trabajo de muchos años, con sus luces y sus sombras.

En un trabajo que recientemente hemos terminado en el grupo de investigación iniciaba mi relato autobiográfico con este párrafo:1950ca-Plaza_Cibeles-002-57

 

“Nací en plena dictadura, y desde entonces creo que mi vida ha sido el intento de desprenderme del lastre que esto representa. Durante18 años viví en el nacional – catolicismo, rodeado de manos en alto, vivas a España, vivas al caudillo, y la religión presidiendo cada acto de mi vida. Somos varias generaciones que hemos quedado marcados por esta experiencia que dejaba invisibles otras realidades que estaban también teniendo lugar, pero que no formaban parte de nuestra cotidianidad. Estábamos nosotros, los buenos, los católicos y nacionales, y los otros, los rojos, los malos, los ateos. Con el tiempo yo entré a formar parte de estos últimos.”

Después de todo el tiempo pasado parecería que estamos en el mismo lugar. La descripción que hago de mi experiencia escolar se diferencia poco de la propuesta que el gobierno que está haciendo, salvo en los castigos físicos (y no está claro que sea así). La descripción de la sociedad que viví me vuelve a la memoria cada vez que veo la actuación de la policía, las mentiras de los políticos, los miedos de la gente, la mendicidad en la calle, el gris en la vida cotidiana… Parecería que mi nuevo cumpleaños me devuelve a mi historia, y me obliga a seguir luchando contra los mismos fantasmas que a partir de la adolescencia pensé que estaba eliminando.

El problema es que parece que son muchos los que no han perdido lastre, y el franquismo sigue presente en su forma de ser, de pensar y de actuar. Muchos de nuestros políticos, y buena parte de la sociedad, no ha hecho la ruptura con el pasado. Parecería que esos 40 años de mediocridad, de obscuridad y de represión han dejado más huella que los 37 de democracia. O quizás haya que considerar que lo que hemos vivido como democracia no deja de ser sino una parodia que no ha ocultado la impronta autoritaria y mezquina que nos dejó la dictadura.

1950-Plaza_Mayor-002-8

Y desgraciadamente, la escuela no ha sido capaz de modificar este escenario. Nuestros hijos, todos los niños y niñas que han podido educarse en una escuela “democrática”, viven una gran paradoja, cuando no una grave esquizofrenia: les hemos enseñado que son libres para pensar y actuar, para luego someterse a los arbitrios de los poderes de turno, llámense políticos, banqueros, profesores, padres, jefes, etc. Decía el maestro de la película “la lengua de las mariposas” en su discurso de despedida “una sola generación que se eduque en libertad y ya nada podrá pararla” (aproximadamente). Teóricamente estaríamos en ese caso, pero parece que la libertad sigue estando en peligro. Algo más que una generación haría falta, o quizás entender que la libertad es algo más que ejercer un acto democrático cada 4 años.

¿Es libertad no poder decidir otra cosa que qué político va a seguir mintiendo? ¿Es libertad que haya que aprender necesariamente un texto establecido, que no me ayuda a crecer como persona, como ciudadano y cómo sujeto responsable? ¿Es libertad aceptar ser catalogado constantemente en rankings artificiales (aprobado, notable … suspenso) que no dicen nada de lo que realmente he aprendido? ¿Es libertad no tener un futuro al que mirar?

Estamos viviendo un grave retroceso. Hoy, después de los años que he vivido, siento que tengo que seguir rompiendo con los lastres de mi infancia, que siguen estando presentes y pletóricos. Y no sólo porque hay un señor llamado Wert o Rajoy, o una señora llamada Cospedal o Aguirre. Estos son lo que son porque la sociedad española es la que es. Por tanto, seguiré luchando contra esta historia, y añorando una generación educada realmente en libertad.

MIs hijos no han ido hoy al cole…

Mis hijos tampoco han ido hoy al cole, como otros miles en toda España, siguiendo la convocatoria de huelga de CEAPA. Esta huelga es una muestra de que la educación es un problema de todas y todos, y no sólo de los profesionales de la educación. De acuerdo a lo que dijo el ministro Wert, “las familias debemos implicarnos más en educación”. Justamente esta huelga es una muestra de que las familias estamos implicadas en la educación y que estamos dispuestas, además, a luchar porque esta sea la más adecuada para nuestros hijos e hijas. Claro, que Wert no se refería a esta forma de implicación precisamente. Los docentes también deberían tomar nota de que esto es una lucha compartida, en la que todos y todas queremos y debemos participar para construir un sistema educativo más justo, más democrático, más libre y con más valores educativos y no mercantilistas.

Hoy en el desayuno, les hemos explicado a nuestros hijos por qué no iban hoy al cole. Les hemos explicado que se está haciendo una nueva ley educativa que va a hacer que no va a permitir que todos los niños y niñas estudien por igual; que en su cole hay menos profesores que el año pasado, y que no van a tener los mismos medios. Que no todos los niños y niñas van a poder estudiar lo que quieran, porque si no sacan muy buenas notas o tienen dinero, no van a poder seguir estudiando. Que la educación es lo más importante que hay en la sociedad y que por eso mismo no se debería recortar, sino todo lo contrario, porque el futuro que van a tener depende de lo que podamos construir hoy.

A su modo, hemos intentado explicarles que el derecho

a la educación se conquista también sabiendo decir NO a medidas injustas y segregadoras que hipotecan la educación de este país por mucho tiempo, como las que se proponen en la LOMCE y en los recortes que se están padeciendo en educación. El derecho a la educación también es posicionarse frente a la injusticia y la barbarie política y aprender a defender los derechos colectivos. Les hemos explicado porque no iban hoy al cole y que estamos pidiendo los padres y madres de familia: un sistema educativo justo que permita que cada niño y cada niña pueda estudiar con las mejores condiciones y sin ninguna medida discriminatoria que hace que unos,

porque tienen medios, tenga acceso a todo, y otros a nada. Esto quiero que aprendan mis hijos hoy, que el futuro se conquista peleando por los derechos de todos y que una democracia es la posibilidad de que TODOS Y TODAS tengan igualdad de derechos y de oportunidades, sin mediar ninguna condición previa. Mis hijos hoy no han ido al cole porque queremos que todos los niños y niñas puedan ir, mañana, a un colegio digno, justo y de calidad.

Eso sí, no le hemos hablado de un ministro inepto e ignorante, porque no es una cuestión de personas, sino de principios y de modelos. Aunque ganas no nos han faltado. Pero no queremos que aprendan a odiar a las personas sino a construir un mundo mejor entre todos.

Señor Wert, hacemos huelga porque, efectivamente, somos radicales antisistema. No me considero insultado por alguien que basa sus argumentos en la provocación y en la mentira, cuando no en la revancha. Soy radical defensor de los derechos colectivos y de la democracia. Pero la de verdad, la que permite y favorece el dialogo, la participación, la libre opinión y el respeto a las voces de todas y todos. Estoy en contra de un sistema que ve la educación como una inversión económica, y no como un proyecto de sociedad más justa y libre. Estoy en contra de un sistema que prima el beneficio sobre las personas; que cataloga, clasifica y segrega; que le preocupan más los resultados que la necesidad de sentirse valorado y feliz en la escuela. Y cuando usted me acusa también de extrema izquierda mantiene un sistema maniqueo que excluye a los que no piensan como usted, y que poco tiene que ver con las posiciones políticas. Y en ese juego, si me permite, no voy a entrar. Usted se descalifica a sí mismo y a su supuesta “honestidad intelectual” con la que pretende avasallarnos a todos.

Hoy estamos haciendo huelga, porque hay mucho en juego como para andar con remilgos. El derecho a la educación ha sido una conquista histórica y social que ahora está en peligro. Mucho más que un día más o menos de clase, que no va a afectar, en absoluto, a la calidad del aprendizaje de mis hijos.

La hipocresía del premio nobel de la paz y el declive de los políticos. Salvando el culo a la UE

Sin el más mínimo atisbo de sonrojo ni vergüenza política ni personal, le dan el premio nobel de la paz a la UE, en el momento de más debilidad política y económica y con más frentes abiertos en todos los sectores; especialmente en el social y el de los derechos humanos. ¿Los motivos? “Garante de la paz en el continente” y su contribución al “establecimiento de la democracia y los derechos humanos” (Vía El País). La paradoja según yo lo entiendo, es relevante y me confirma de nuevo que la clase política vive para sí misma y de acuerdo a sus intereses partidistas y coyunturales, pero absolutamente alejados de las realidades particulares de los ciudadanos a los que dicen representar y de sus intereses y necesidades.
En un día como hoy, 12 de octubre, supuesto día de la hispanidad, este premio tiene más significado, ya que la paradoja que tiene lugar en este premio es la misma que rodea todo lo que tiene que ver con la celebración de un acto de barbarie, camuflado bajo el paraguas de la así llamada civilización. Si la misión española en América hubiera sido la de civilizar no estaría habitada ahora mayoritariamente por los descendientes de aquellos “civilizadores / conquistadores” y la población indígena no sería una minoría. Alguien, incluidos los “actuales americanos”, debería explicar esta realidad en algún momento. Personalmente, me avergüenza bastante ver que los discursos que se están haciendo todo el día, no difieren mucho de los que yo mismo tuve que escuchar en mi infancia y adolescencia.


Empiezo comentando la oportunidad del premio. Me resulta bastante evidente que hay mucho de intento de salvar el culo (si se me permite el vulgarismo) de una UE en estado de crisis social, política y económica. O más que salvar a la UE se trata de salvar a los políticos que “malgobiernan” esta UE, con un premio que supongo que interpretan como una legitimidad para sus políticas y sus prácticas, aunque estén acogotando a la ciudadanía y hundiendo a los pueblos que la habitan. Pocas veces queda tan claro el declive de una colectivo (la clase política europea) como en este caso, sacándose de la manga, cual hábil mago de circo, un conejo salvador. En este caso competían con instituciones tan relevantes y con méritos mucho más evidentes, como las abuelas de la plaza de mayo en Argentina (reiteradamente rechazadas en el logro de este mérito) o la fundación Ferrer, con la que no comparto ideología religiosa, pero sí su compromiso social y humanitario.
No es la primera vez que este premio se somete a los avatares políticos. Recordemos el premio de 2009 a un Obama recién elegido, sólo por el mérito de representar “una esperanza de un mundo mejor”. O el de 2007, premiando a un Al Gore reconvertido en ecologista, con una dudosa reputación mercenaria. Hoy día ya casi olvidado, por otro lado. Por no citar a J. Carter en 2002, o el más sangrante de todos, el de 1973 a H. Kissinger, artífice en la sombra de algunas de las dictaduras más sangrientas que se han conocido en Latinoamérica.
En este caso se quiere premiar que la UE ha puesto fin a los conflictos en el continente, pero obviamente olvida como estos mismos países que ahora no se pegan entre ellos están presentes de una forma u otra en la mayor parte de los conflictos armados en todo el mundo. Bien con tropas o bien, con la venta indiscriminada de armas de todo tipo, convirtiendo las matanzas de los otros en beneficios económicos. Bastante sustanciales por cierto. ¿Es compatible el premio Nobel de la paz con ser unos de los mayores exportadores de armamento, en algunos casos incluso prohibidos por las Naciones Unidas?
Desde otro punto de vista, estamos premiando una organización de estados que desprecia de forma evidente las más elementales normas de la democracia. La gobernanza, en esa nueva terminología acuñada para mayor gloria de la tecnocracia, de la UE está en manos de un conjunto de organizaciones, agencias y entidades, que no gozan de ninguna representación de la población ni han sido designadas ni elegidas por ningún organismo democrático que se precie. El Parlamente Europeo es una especie de jarrón chino para enseñar a las visitas que no es capaz de legislar nada que tenga impacto en la mejora de la vida de los europeos. De hecho, sencillamente no legisla. La democracia está ajena a todas las instancias de la UE. Podemos decir que funciona como una especie de club de políticos (los que toca en cada caso) que deciden sobre el bien y el mal sin más criterio que el que establecen los mercados y otros intereses. En algunos casos incluso se trata de su propia supervivencia política lo que se pone en juego, y no las necesidades de la gente. Cada vez se hace más evidente que las decisiones de nuestros políticos (los europeos) tienen más que ver con sus propios circuitos internos que con dar respuesta a los problemas reales. ¿Cómo se explica si no, que agencias y organismos internacionales independientes estén avisando del riesgo de seguir con las políticas de ajuste actuales, mientras los políticos sólo se escuchan a ellos mismos? Para Rajoy tiene más valor la palabra del ministro alemán de economía, que la de algunos economistas con prestigio reconocido. YO me pregunto, ¿cuando el ministro alemán está alabando los recortes de Rajoy, lo hace en función de un conocimiento preciso de la situación o por puro juego de estrategia política? Lo que hoy es blanco mañana es negro, y no importa. Se mantienen en el candelero!
Por último, me niego a aceptar que den el premio nobel a una UE que está acabando con los derechos de la ciudadanía, y de las personas en general; que se permite dejar sin asistencia sanitaria ni educación a miles y miles de inmigrantes que tuvieron la desgracia de no nacer en Europa. Al igual que con otros muchos que sí lo han hecho. Me niego a aceptar que den un premio nobel de la paz a quién sistemáticamente está mermando los derechos de los trabajadores, que está dejando sin empleo ni medio de vida a millones de personas, y que coloca los intereses de mercado por delante de las necesidades (que no intereses) de la gran mayoría.
Me pregunto: ¿No es esto una guerra? Los políticos europeos, no han declarado la guerra a los ciudadanos, a los trabajadores, a las mujeres, a los inmigrantes, a los pobres, a los docentes, a los médicos y enfermeras, etc. etc. etc. No estamos en una guerra entre pobres y ricos, creada por los intereses políticos, al servicio de políticas económicas deshumanizadas? No estamos ante una guerra entre ciudadanos y políticos? De verdad la UE se merece un premio nobel de la paz? No estamos ante la más absoluta perversión de la moral, de la política y de la conciencia?
¿Dormirán a gusto por las noches?

Puestos a recortar, que se vayan todos!!

Puestos a recortar, sugiero que recorten a todos los parlamentarios. con que se quede uno por grupo, con todos los votos, se cumple perfectamente el papel de los diputados actuales. si quieren aplausos hay algunos enlatados estupendos dependiendo de las ocasiones: desaforados, entusiastas, para cumplir, furibundos,… también vale para los abucheos e insultos. Hay un amplio repertorio en los registros sonoros de los medios de comunicación y en las redes sociales. Nos ahorramos dietas de desplazamiento, sueldos, pagos exagerados para vivir en Madrid, para diputados que ya viven en Madrid (la circunscripción electoral es puramente anecdótico). Además de despachos, teléfonos, páginas guarras de internet (parece que lo hay asiduos), tablets, ipads, portátiles, coches oficiales, … y sobre todo tediosas sesiones inútiles para decidir lo que ya está decidido. Para la democracia que tenemos, creo que es lo más práctico. Total, no creo que cambie mucho la valoración que tenemos del sistema.
Y no hablemos del Senado, que ya para inútiles, hay muchos rolando por el sistema político.
Si sumamos los parlamentos autonómicos, no os cuento lo que sería ya el ahorro.
Eso sí, podemos sustituirles por asambleas vecinales (no cobramos por asistir), reuniones colectivas, acampadas públicas, clases públicas, y por qué no, sentadas para tomar unas cervezas y conocerse, hablarse y mirarse a la cara, preguntarse por la vida, hablar de los hijos, de la pareja … y de la paz en el mundo… Quizás cambiaríamos algo más la sociedad en que vivimos. Lo que está claro que con estos políticos, lo único que cambiamos es para peor. O como decía el otro, para “pedorrrr”, porque vaya peste que echan.

Viva la República!!

democracia.
(Del gr. δημοκρατία).
1. f. Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno.
2. f. Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado.
república.
(Del lat. respublĭca).
1. f. Organización del Estado cuya máxima autoridad es elegida por los ciudadanos o por el Parlamento para un período determinado.
monarquía.
(Del lat. monarchĭa, y este del gr. μοναρχία).
1. f. Estado regido por un monarca.
2. f. Forma de gobierno en que el poder supremo corresponde con carácter vitalicio a un príncipe, designado generalmente según orden hereditario y a veces por elección.

No hace falta irse muy lejos. El Diccionario de la “Real” academia de la lengua deja clara la contradicción. Democracia y Monarquía parece que son términos que no ajustan demasiado. En la medida en que se usurpa al pueblo la posibilidad de elegir a sus gobernantes (o no de no tenerlos, de acuerdo al ideal anarquista), y son los derechos de sangres los que designan al máximo representante de un Estado, no es posible seguir hablando de Democracia en sentido estricto. El argumento de que el rey reina pero no gobierna, no deja de ser una falacia que elude el problema de seguir contando con un régimen anacrónico, caduco y, como se ve cada vez más, parasitario. Volviendo de nuevo al DRAE:
reinar1.
(Del lat. regnāre).
1. intr. Dicho de un rey o de un príncipe: Regir un Estado.
2. intr. Ejercer en una monarquía la jefatura del Estado.

Según la definición hay un principio de gobierno inherente al hecho de reinar, ya que la Jefatura del Estado ejerce una actividad política ineludible a su condición.
Si como se nos quiere hacer creer, en España la situación es de una figura decorativa, para este viaje no me hacen falta estas alforjas. Hay mucho de frívolo en este planteamiento. Y no me refiero a la cuestión del coste de mantener a una familia con estos presupuestos. Es una cuestión ideológica de fondo. Mantener un monarca como florero es humillante para los ciudadanos. Por otro lado, querer hacer ver que es una figura que garantiza el equilibrio político de los partidos, desde una posición independiente, y que, por tanto, garantiza la propia democracia, no deja de ser una gran falta de respeto, de nuevo, por la ciudadanía. De hecho, nos considera poco más o menos que inútiles, menores de edad, o incapaces, que necesitamos la presencia de una autoridad superior, casi mágica y religiosa (el rey ha sido ungido por la “Santa Madre Iglesia”) que impida que nos matemos los unos a los otros. Bajo mi punto de vista esto nos reduce, como ciudadanos, a una situación de primitivismo político, social y moral, absolutamente deleznable.
No es una cuestión económica (coste de la casa real); no es una cuestión cultural; no es una cuestión de tradición; etc. etc. Es una cuestión moral y de dignidad. La pervivencia de la monarquía nos humilla como personas y como ciudadanos.

¡Viva la Pepa! (y otros asuntos electorales)

Sinceramente, en mi intención al iniciar este blog no estaba el dedicar tanto tiempo a la política. Especialmente a esta política basada en la lucha partidista, en las malas prácticas, en las malas artes y en el autoritarismo camuflado. Pero parece que la realidad manda y es difícil quedarse al margen del ataque desaforado al Estado del bienestar y a los derechos ciudadanos. Más aún cuando hoy toda la clase política se congratula y felicita en loas a la famosa Constitución de 1812, “La Pepa”. Sobre todo teniendo en cuenta lo que representó en su momento, y en lo que quieren que se convierta ahora.
Resulta paradójico que se declare a “la pepa” origen del sistema de derecho español actual, después de que fuera pisoteada primero, por la monarquía absolutista de Fernando VII (a favor del cual se elaboró la constitución curiosamente, como defensa contra la invasión francesa); después vapuleada por las oleadas conservadoras que rigieron en España a lo largo del siglo XIX, con honrosas excepciones, como la Gloriosa, de 1868 y algunas otras sonadas liberales (el progresismo de la época, no confundamos con los actuales); olvidada y condenada en el siglo XX con las sucesivas dictaduras que sufrimos (Primo de Rivera, Berenguer y Franco).
Tal como yo lo veo, esta celebración tiene olor a naftalina, alcanfor y a rancio. Es penoso escuchar los discursos de la celebración. Rajoy lo utiliza para justificar la necesidad de actuar en épocas difíciles (o sea, justificando su propio discurso); el rey parece olvidar que fue un antepasado suyo quién engañó al pueblo, jurando primero y derogando después; la oposición, justificando la constitución del 78 como heredera natura… Y todo ello en el entorno de la lucha contra el francés, la reivindicación de la unidad de España, y de la participación de las provincias de Ultramar. Todo vale en la celebración. Total, luego hacemos unos chascarrillos mientras engullimos unos canapés…
Sin duda olvidamos algunas cuestiones en esta celebración. La Pepa surge como Revolución burguesa para iniciar a España en el camino de la modernidad y de la razón. Lo cual significa poner en papel la conquista de derechos que representaba: a la educación, a la autonomía personal, a no ser juzgado por tus ideas, libertad de expresión, … incluso derecho a la propiedad. Justamente el polo contrario de la situación actual de pérdida de buena parte de estos derechos. Igualmente surge como propuesta de soberanía de la nación, frente al poder absoluto de la monarquía, sin abolirla. Hubiera sido el inicio de una monarquía parlamentaria democrática. Llegamos con siglo y medio de retraso, pero con el mismo carácter trasnochado, o peor. Soberanía que ahora mismo está postrada a los pies de su majestad Merkel, o su divinidad el mercado. A pesar de las “machadas” absurdas de Rajoy.
Si bien la Pepa, sin duda, significaba la posibilidad de sacar a este país de la barbarie irracional latifundista y absolutista, no podemos olvidar que también fue una carta magna Machista (fueron hombres solo quién la votaron y no se reconocen los derechos de las mujeres), liberal (centrada en la idea de los derechos individuales, la propiedad y la libre competencia), monárquica (reconoce que España es una monarquía; de hecho, se hace pensando en la vuelta de Fernando VII al trono), y vinculada a la Iglesia (si bien se declara laico al Estado Español, los representantes que la votaron tuvieron que jurar su reconocimiento del carácter católico de la nación española, que luego se traduce en un artículo).
Hay mucho de foto, de posado y de imagen, en algo que dista mucho de ser parte de la realidad política actual, pero que viene bien a todo el mundo en un periodo electoral. Celebramos la pepa, cuando posiblemente tengamos que asistir a la victoria (confiemos que no al gobierno) del partido que está representando el polo opuesto. No podemos decir tampoco que el PSOE se haya caracterizado por avanzar en el otro sentido, al menos en los últimos años. Más bien se están caracterizando por una especie de hastío político, en el que sólo importa mantener el estatus, pero no hay nada nuevo que ofrecer. En este contexto planteo mi última reflexión. La política ha desvirtuado el carácter de construcción de un modelo de estado y de sociedad que representó el momento político de 1812. Actualmente se ha convertido en una tienda de mercachifles; o sea, venta de baratijas y recuerdos para turistas.
Puede que efectivamente el PP consiga la victoria, pero que no se engañe. No son sus méritos lo que le van a llevar ahí, sino justamente los deméritos del contrario. Y esto no es una buena forma de empezar. La Pepa fue un intento de construir otro modelo de Estado, no una forma de ocupar el poder. Quizás el PSOE se merezca, en este sentido, la derrota, y todos los males del mundo. No ha sido un ejemplo de buen hacer, ni mucho menos. Lo que tengo claro que nosotros si que nos nos merecemos que entre a gobernar el modelo señoritil, autoritario y caciquil que representa la derecha en esta tierra. Yo, al menos, no me lo merzco. No creo que castigar al PSOE pase, necesariamente, por castigar a todo un pueblo y poner en riesgo el estado del bienestar, o, mejor aún, los derechos ciudadanos. Hay otras alternativas sin duda. Alternativas políticas, pero sobre todo alternativas ciudadanas. No es sólo cuestión de a quién votar, sino a qué estoy dispuesto a comprometerme para seguir luchando por la justicia, la solidaridad, el bienestar común (no de unos pocos), la equidad, etc. Este es nuestro reto para el día 25, pero sin duda para el resto de nuestras vidas.

Unanimidad y democracia

Ninguna democracia que se pueda llamar así, ha funcionado por unanimidad. Las únicas unanimidades que he conocido han sido los fascismos, los totalitarismos, y otros regímenes autoritarios y totalitarios. Pensábamos que ya habían pasado los tiempos en que las elecciones y los referendums se ganaban por más del 100 % de los votos.
Lo que ha ocurrido este fin de semana en Sevilla pone un poco los pelos de punta. Casi un 98 % de votos, sin ninguna voz en contra, o diferente, no creo que pueda ser un ejemplo real de democracia. Lo malo es que nos están acostumbrando a que sea así, y nos quieren hacer creer que un partido, un grupo político, o una simple asociación de vecinos, o de padres y madres, es mejor si no tiene discrepancias; si todos piensan igual, actúan igual y se comportan igual. No se en qué manual se dice que esto es más democrático que poder tener posturas diferentes y que se pueda debatir. No significa esto que lo ocurrido unas semanas antes haya sido mucho más ejemplar, pero por otras razones.
Es difícil pensar que con actuaciones como esta el gobierno del Estado sea mucho mejor. Antes bien, hay que seguir las directrices que marcan los líderes (que para eso se les ha elegido) y actuar como un solo hombre (o mujer) votando en bloque, opinando en bloque y machacando a los demás en bloque. El parlamento no actúa por la voluntad propia de cada parlamentario, en representación del colectivo que le eligió, sino por la voluntad propia del líder. Pero ya hablé de esto en un blog anterior.
En cualquier caso, se nos presenta como ejemplo de partido democrático: nosotros los demócratas, se hartan de decir. Los otros debemos de ser poco más o menos que piltrafas. No somos demócratas porque no pensamos como ellos. Pero claro, también se jactan de ser “el partido de los trabajadores” (Cospedal dixit). De nuevo se apropian de lo ajeno. Robar se les está haciendo costumbre. El caso es que no me pareció ver muchos trabajadores en Sevilla. Eso sí, la mayoría de los dirigentes y barones populares, son a su vez, dignos empresarios y directivos de empresas y multinacionales. Y cuando no, es que son simplemente terratenientes, aristócratas, grandes fortunas, etc. Un simple repaso a los dirigentes autonómicos y buena parte de los ministros y ministras bastaría. No vi representantes sindicales, o de colectivos de parados, de mileuristas (si es quedan; ya deben ser solo quinientos euristas, como mucho), de asociaciones vecinales, de afectados por la usura de la banca, etc. etc. Así que no se muy bien a qué tipo de trabajadores se refieren.
Esta mañana en la radio tuve la oportunidad de escuchar a un ilustre representante de los empresarios, Segurado, considerado como el sector más liberal (en el sentido clásico del término), más progresista y más comedido de este mundo. Sin embargo, de forma acalorada, casi diría yo que exaltado, arremetió contra manifestantes y sindicatos de forma salvaje. Obviamente estaba en Sevilla; no hace falta decir haciendo qué. El mejor argumento que se le ocurrió es que con este mercado de trabajo actual, con los salarios y las obligaciones actuales, no éramos competitivos con países como Pakistán, Marruecos, o no se cuantos países más que no destacan precisamente por ser ejemplos de derechos humanos y de respeto a la vida y la democracia. No se me ocurre pensar (perdón por la ironía) por qué no se comparó con Alemania, Suecia, Finlandia o Islandia, por ejemplo. El modelo del contrato de trabajo por vida, donde la producción está ligada a la comunidad, ha desaparecido, y ahora hay que apostar por un trabajo efímero, flexible y cambiante. Parece que como eso es lo que al capital le interesa, hay que pensar que es lo que hay que hacer. El trabajador no importa mucho en este juego. Al contrario. Para salir de la crisis y ser competitivos la única salida es entrar en el capitalismo salvaje de las economías tercermundistas que se basan en la explotación y la esclavitud. Lindo futuro nos pintaba este “digno empresario”. Los que no pensamos igual, por supuestos, somos unos autoritarios, incendiarios, … Mala gente en general.
Así que ya sabemos, la unanimidad nos traerá la salvación… eterna, por supuesto. Porque en este mundo solo se salvarán ellos.

Justicia y democracia

http://nyti.ms/ynrsQM

En inglés, pero clarito, clarito… lo que piensa la mayoría del mundo. Mientras aquí, algunos confunden el acatar la sentencia (no queda más coj…) con opinar sobre ella. El abogado del caso Gürtel quiere perseguir a cualquiera que opine contra la sentencia, por desacato (o lo que se le ocurra, para el caso es lo mismo). Eso se llama respetar la libertad de opinión y el respeto a las opiniones contrarias. A callar la boca y obedecer o te doy con el palo. Estamos viviendo tiempos de autoritarismo … y lo que nos espera. Esto no hace más que empezar. Y los corruptos mientras riéndose de todo, libres de todo cargo. La presidente de Madrid congratulándose de que se “haga justicia” con Garzón, y la cúpula del PP brindando con Champán. Que distinto de cuando le utilizaron para cargar contra la corrupción y la lucha sucia del PSOE para cargarse a González. Ahora le ponen al pie de los caballos y miran para otro lado. Se lo tenía merecido. Como dice la editorial del NYT, Garzón no es perfecto, pero esto no es sólo contra Garzón: es el castigo ejemplar para todo lo que se menea. Vamos, que a tomar nota todo el mundo… Y para colmo, la biografía oficial de Franco, de la Real Academia de Historia, considera que Franco no era autoritario, y no lo retiran, junto con otras perlas de diferentes personajes históricos (http://bit.ly/yN6ao2 ). Posiblemente nuestros nuevos gobernantes se vean bien reflejados en el dictador, y claro, no van a echar piedras sobre su tejado… el de “nosotros los demócratas”, como ellos dicen. Los que pensamos distinto no somos demócratas: los indignados, los parados, los “rojos”, las mujeres, los y las homosexuales, los inmigrantes, los pensadores, los estudiantes, …. Esta no es mi democracia. Que me devuelvan el dinero … o la constitución.

A Chilling Verdict in Spain

http://www.nytimes.com

The decision by the Spanish Supreme Court to remove Judge Baltasar Garzón from the bench is enormously damaging to the prospects of fair and impartial justice.

vía En inglés, pero….

Navegador de artículos

Femme del univers

Rincón de creación de una mujer inquieta que adora el Universo...

Conversaciones necesarias

Entre educación, cultura y política

yosoytuprofe.wordpress.com/

Aprender ciencias es mucho más fácil de lo que te imaginas

Melilla ConBici

Queremos que seas parte de la solución.

Procesos complejos

Emilio Roger Ciurana

Hipermediaciones

Conversaciones sobre la comunicación digital interactiva

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

Els veÏns del C2

Blog per publicar els textos de les tasques finals

Emsconocimiento's Blog

Just another WordPress.com site

ReCREA Project

Resiliencia, Creatividad y Educación

Pedagogías Insumisas

Patricia Medina Melgarejo coord.

Syncnestesia

Proyecto experimental audiovisual transmedia que juega en el campo del Jazz

All that is Solid for Glenn Rikowski

All that is Solid ... is a radical blog that seeks to promote a future beyond capital's social universe. "All that is solid melts into air" (Karl Marx and Friedrich Engels, 'The Communist Manifesto', 1848).

cienciatecnoeducativa

Análisis, enseñanza y aprendizaje de temas diversos.

kharma Estrany. [Art & Culture]

Espacio de arte y pensamiento

Ley Educación compartida

Un Ley de Educación para tod@s

A %d blogueros les gusta esto: