Blog de Nacho Rivas

Por si le sirve a alguien

Archivo para la etiqueta “investigación biográfica-narrativa”

Voces silenciadas

En abril de este año celebramos las V Jornadas de Historias de Vida en Educación. Sin duda algo significativo que durante 5 ediciones un grupo más o menos estable de profesoras y profesores y personas interesadas en el tema, de España, Portugal y México (y otras nacionalidades en las diversas ediciones) mantengamos el compromiso de reunirnos para debatir, avanzar en el conocimiento, apuntar caminos, generar nuevas interrogantes, estrechar lazos, planear investigaciones, etc. En este caso las Jornadas se localizaron sobre las “Voces Silenciadas”. Durante dos días las historias nos invadieron en torno a marginación, interculturalidad, género, inmigración, diversidad funcional, etc. Historias que nos conmovieron y nos emocionaron, como pasa siempre que entramos en la vida de los otros.

Comparto en este blog el libro completo de las jornadas así como en particular, la comunicación que presentamos Analía Leite, Pablo Cortés y yo mismo sobre historias desde la calle. Historias de marginación y superación.

Libro de las Jornadas

Historias de vida silenciadas, relatos desde la calle. De la marginación al cambio

HdeV_Almeria

 

Anuncios

La mirada narrativa de la escuela

REcientemente he tenido la oportunidad de prologar un intersante libro de Victor Amar, de la Universidad de Cádiz, Títulado “Recuperar y compartir la memoria de la escuela”, publicado por Grupo Editorial Universitario, de Granada. En él se recogen narraciones sobre la escuela, contadas de diferente forma y condiciones. Pero todas ellas nos acercan a esta realidad desde la mirada subjetiva de sus participantes, único modo de comprenderla y, por ende, transformarla. Prologar este libro me permitió hacer una breve reflexión sobre el sentido de la narración para la construcción de la escuela, que con gusto comparto ahora en este post:

Narración y realidad. Otra mirada de la escuela.

El modo como el ser humano construye su realidad es a través del relato que hace de ella. De tal modo que todo lo que conocemos no deja de ser sino el modo como contamos nuestra experiencia en este mundo a través de una narración en la que se pone de manifiesto nuestra comprensión de lo que nos pasa y los escenarios en los que nos pasa.

A partir de este principio, que nos sitúa dentro de lo que conocemos como constructivismo socio-crítico, se desarrolla no solo un tipo de investigación, sino esencialmente una posición ante el mundo y ante nosotros mismos. Un modo de estar, de ser y de hacer en el contexto en el que cada uno vive, y de acuerdo a los compromisos que adquiere en relación a esta posición. En definitiva podemos decir que vivimos a través del relato que hacemos de nuestra vida (Clandinin (2013) ya que este nos ofrece las claves para comprender como funciona la realidad y que se puede hacer.

Esta posición epistemológica no solo es adecuada para entendernos en el ámbito de las Ciencias Sociales o de las Ciencias Humanas. Antes bien, es un modo de entender el conocimiento en toda su extensión. Los científicos de cualquier ámbito se manejan en su investigación y en sus explicaciones de acuerdo al relato que hacen del mismo, sea este formulado en forma de axiomas, de leyes científicas o de principios universales. En cualquier caso se trata de narraciones de la realidad y de nuestra acción en la misma, contadas de acuerdo a diferentes lógicas y reglas y en diferentes “nichos cognoscitivos y/o académicos” (Bunge, 1974) que crean las condiciones en las que dichas narrativas tienen sentido. Lo mismo cabría decir de cualquier otro tipo de conocimiento.

La acción humana, según esto, hay que entenderla también como el resultado del relato que cultural e históricamente la humanidad ha ido construyendo en sus distintos momentos, en las diversas culturas y por parte de los diferentes grupos. La acción institucional, en los ámbitos escolares que nos conciernen en este caso, estarían en relación al relato de escuela que la comunidad educativa, y el profesorado en particular, ha ido construyendo en el tiempo. De hecho, podemos hablar de un conocimiento situado, propio del contexto escolar y producido por los actores que trabajan y actúan en la misma.

En este contexto de comprensión hay que considerar, sin embargo, la coexistencia de distintos conocimientos en los mismos contextos institucionales y sociales. El problema se plantea cuando uno de estos conocimientos se convierte en hegemónico e intenta convertirse en el legítimo, el único, el verdadero, o cualquier otro calificativo que le permita erigirse por encima de los otros. Podemos decir que se establece una relación de poder según la cual algunos conocimientos quedan anulados y deslegitimados. Frente a un conocimiento hegemónico, autorizado, existe otro que podemos calificar de marginado y en algunos casos, contrahegemónico.

En el caso de las escuelas el conocimiento generalmente considerado como cierto es el pedagógico, el que se plantea jerárquicamente como dictado desde la verdad científica, el cual generalmente es mediado (instrumentalizado me atrevería a decir) por el conocimiento administrativo y político (Rivas, 2004). Los procesos de reforma educativa, como el que estamos viviendo actualmente, suelen ser proclives a legitimar determinado tipo de discursos frente a otros (Rivas, 2013).

En este contexto el conocimiento profesional tiene también su propio espacio. Si bien no es el legitimado en términos generales, sí podemos decir que en buena parte es hegemónico. Especialmente aquel que representa la cultura profesional docente más institucionalizada. En cualquier caso deja fuera el que podemos calificar en este caso como conocimiento marginalizado; esto es, aquel que se elabora desde la acción particular de los docentes y que se expresa en sus relatos de experiencia, y no tanto en los relatos institucionales. No siempre es fácil diferenciar ambos relatos, ya que la colonización que ejerce el primero (el institucional) sobre el segundo (el experiencial y situado) a menudo lo deja oculto.

Las historias de vida, en este sentido, representan una opción de visibilizar estas narraciones de escuela que responden a lo que el profesorado vive en su cotidianidad y para lo que va construyendo una realidad que le permite actuar. Podemos decir que las historias de vida recuperan el relato marginado, poniendo en primer plano el modo como cada sujeto vive, comprende y actúa en su entorno de trabajo y/o escolar. ¿Qué narración está construyendo la realidad de la escuela? Dentro de este juego de poder y legitimación, todos están siendo parte, salvo que algunos no son visibles; justamente los que son parte de las prácticas de los docentes. Investigar desde esta perspectiva supone un ejercicio político que da valor a la realidad construida desde los propios docentes, a través de sus prácticas, sin necesidad de que pasen por el criterio autorizado de la ciencia pedagógica. Más bien, hablamos de una legitimidad social y cultural que tiene que ver con la construcción colectiva frente a la realidad “oficial”.

Se puede decir que investigar desde esta perspectiva supone un modo de militancia educativa y académica que se plantea romper le hegemonía de la propuesta tecnocrática, a la que cada vez más nos vemos abocados y apostar, en su lugar, por una construcción colectiva, pública y democrática de la nueva escuela que necesitamos para una nueva sociedad.

En esta perspectiva podemos entender el libro que a continuación se ofrece bajo el título, “Recuperar y compartir la memoria de la escuela”. Se ofrecen una serie de historias de vida, vinculadas a la educación desde diferentes perspectivas, a través de las cuales se puede romper con la visión hegemónica y acceder a otra comprensión del mundo educativo, fraguado golpe a golpe a lo largo de instituciones, experiencias, conflictos, ilusiones, tradiciones, etc.

Los autores y las autores hacen visibles historias de profesoras y profesores, que desde diferentes ángulos y dimensiones, desgranan el mundo de la educación. No se presentan teorías sino vidas, lo cual ofrece una dimensión diferente del conocimiento educativo. Sin embargo, nos enseñan qué es la escuela, la profesión docente y los problemas a los que se enfrentan e, incluso, lo que fue, en la voz de los que lo vivieron.

Leer Historias de vida no solo es un ejercicio académico. Sobre todo es un reto: nos obliga a revisarnos a nosotros mismos lectores, en la medida que las experiencias resuenan en nuestra propia memoria biológica, si se me permite la expresión, en la medida en que está encarnada en nuestra historia. La narración no acaba en su escritura y publicación, sino que termina en el colectivo que lo recibe y que le transforma, en cada sujeto con el que se encuentra en un proceso de construcción colectiva de una realidad distinta, en la medida que surge de la experiencia encarnada.

Se hace necesario hacer visibles más historias e historias que nos transformen porque transgreden los límites del conocimiento legitimado. De este modo, compartiendo historias, al calor del encuentro y del diálogo, estamos const        ruyendo un nuevo futuro y una nueva esperanza.

Referencias:

BUNGE, Mario (1974), Treatise on Basic Philosophy. Vol. 2: Semantics II: Interpretation and Truth. Dordrecht, Holland: Reidel Publishing Company,.

Clandinin, D. (2013). Engaging in narrative inquiry. Walnut Creek, CA: Left Coast Press.

Rivas, J. Ignacio (2004), Política Educativa y Prácticas Pedagógicas. Barbecho, Revista de reflexión Socioeducativa, 4: 36-44.

Rivas, J. Ignacio (2013), El paso del cangrejo en el baile de las reformas: “Lomceando” la educación pública. El Ateneo del nuevo siglo, 17

Narrativas contra el neoliberalismo

El 2014 terminó con la publicación que ahora comparto, en la revista Magis de Colombia. Forma parte de un monográfico especial acerca de los “dilemas y desafíos en investigación cualitativa en educación. Algunas respuestas desde la investigación” (VOL 7, NO 14 (2014). El objetivo de este número de la revista es analizar las posibilidades de la investigación cualitativa para producir cambios relevantes en la sociedad. Parece una constante de la investigación, especialmente en el ámbito de las ciencias sociales (pero no solo) el que todo se quede en un mero ejercicio retórico con poco impacto en la mejora de la  realidad social. Solo algunas perspectivas de investigación parecen estar orientadas a este cambio, aunque no siempre es posible ver su impacto real.

La investigación narrativa, desde la perspectiva de mi aportación a esta edición especial, debería ser parte de la construcción social en la medida en que por su propia esencia epistemológica, entiende que la realidad es construida desde el relato colectivo que  hacemos de ella. Por tanto es difícil pensar que no esté directamente vinculado con la posibilidad de generar realidades alternativas. Cuando contamos nuestra historia o contamos historias de nuestro entorno estamos construyendo el mundo que se corresponde con dicha historia. Justamente entiendo que esta es una de las razones del éxito del neoliberalismo, ya que ha sido capaz de colonizar nuestro discurso y, por tanto, nuestra construcción del mundo en que vivimos. Nuestra realidad, actualmente, es la que construimos con el lenguaje neoliberal.

Ahora bien, desde esta misma lógica, podemos construir una realidad diferente en la medida en que seamos capaces de contar el mundo desde otra perspectiva. Esta opción es la que se apunta en este trabajo, entendiendo que un relato alternativo de escuela puede hacer que otra escuela sea posible. De hecho, se puede decir que las principales transformaciones de la realidad educativa han venido de otros modos de “contar” qué es la educación.

En este trabajo nos centramos en la formación del profesorado, y como el relato de escuela con el que nuestro alumnado llega a la universidad está construido desde la experiencia neoliberal que están viviendo cotidianamente en su paso por las escuelas, que se han hecho permeables a este discurso, siendo parte de la moral neoliberal dominante. Por tanto, una primera cuestión es entender como este relato hegemónico de escuela está entrando a formar parte de nuestro alumnado,  a partir de su experiencia. A partir de aquí, como segunda cuestión relevante, valorar como es posible construir “otro” relato de escuela que propicie otra experiencia y otras prácticas. Empezando, sin duda, por los modos en que estamos afrontando la formación desde las facultades de educación. Sólo generando experiencias educativas diferentes será posible cambiar el relato escolar y, por tanto, las prácticas docentes.

Narración frente al neoliberalismo en la formación docente. Visibilizar para transformar

Profesorado, escuela y diversidad. La investigación narrativa en acción

Acabamos de publicar nuestra última obra colectiva como grupo de investigación, Procie, junto con algunas aportaciones de colegas, amigos y gente interesante. El libro se llama Profesorado, ecuela y diversidad: la realidad educativa desde una mirada narrativa. Publicado en Aljibe es fruto de un largo camino plagado de complicaciones. Primeramente iba a ser un monográfico para la extinta revista Kikirikí, que justamente desaparece un número antes del que estaba programado para el mismo. Posteriormente entramos en crisis editorial, y solo después de pasear por varias editoriales conseguimos dar a luz esta obra. Para nosotros es una satisfacción en la medida que hace visible los avances del grupo en esta temática, después de “Voz y educación”, en la que iniciamos nuestra presentación de las investigaciones en las que estamos implicados.

La componen 3 bloques que se corresponden con los ejes planteados en el título. El primero viene presidido por un excelente artículo de Carola Conle, de la Universidad de Toronto, publicado originalmente en la revista, Educational Researcher, y que abre un punto de vista importante en este país, en el que aún tenemos que reivindicar esta visión novedosa y abierta del conocimiento. En los últimos años estamos asistiendo tristemente a un recrudecimiento de las posiciones positivistas de la ciencia, especialmente en el ámbito de lo social, que llega de la mano del furibundo ataque neoiiberal. Conocimiento y política presentan implicaciones directas que se manifiestan en un ejercicio del poder muy particular.

Por ello confiamos que esta publicación permita avanzar en una perspectiva que se plantea como foco principal, el sujeto y su capacidad de transformación de la sociedad, desde una perspectiva colaborativa y crítica. Confiamos en que podamos contribuir, en alguna medida, en afianzar esta posición.

Portada_Indice

Historias de vida en Educaçao: a construçao do conhecimento a partir de Histórias de vida

Las III jornadas de historias de vida en educación, se celebraron en Oporto en noviembre del 2012. De nuevo un grupo de unas 60 personas nos reunimos con el ánimo de discutir, dialogar, valorar, comentar, aprender, compartir, enfrentar, en torno a este tema que nos apasiona y nos moviliza. En este caso el foco que nos reunió fue “la construcción del conocimiento a partir de las historias de vida”. Las cuestiones epistemológicas y metodológicas siguen siendo una preocupación constante, ya que en parte se juega en torno a ellas el valor de nuestro trabajo. Fruto de este trabajo es el libro que comparto a través de este medio: Historias de vida en Educaçao: a construçao do conhecimiento a partir de Histórias de vida

portada_HV_Porto

No son tiempos fáciles para este tipo de planteamientos y de perspectivas de investigación que cuestionan y ponen en juicio, de una forma radical, aspectos básicos de la experiencia humana y de las relaciones entre las personas. Estamos viendo el resurgimiento, con una fuerza inusitada después de varios años de convivencia, de las lógicas mecanicistas y positivistas. De nuevo, parece que sólo tiene valor aquello que viene avalado por cifras supuestamente objetivas, por objetivos concretos y prácticos, por programas de acción preestablecidos, validados desde criterios estandarizados y ajenos a las realidades personales. El auge neoliberal y el modo como se está implantando la moral que representa, está re-colonizando el espacio de la investigación, el conocimiento y la crítica social.

Esto lo venimos observando en escenarios nacionales e internacionales en los que se hace público el conocimiento académico. Lo vemos en las evaluaciones  de los proyectos de investigación. Lo sufrimos en los dictámenes de las publicaciones científicas (de impacto, por supuesto). Lo padecemos en las exigencias académicas y profesionales de nuestras facultades y centros de trabajo. Forma parte de los foros de discusión que incorpora el discurso impuesto y acotado de la lógica tecnocrática. Se nos impone en las políticas educativas y científicas que son capaces de retorcer los avances del conocimiento para devolverlo convertido en reglas, pautas, normas y prescripciones inútiles.

Con las historias de vida y la investigación biográfico narrativa, en su sentido más amplio, no solo hacemos otro tipo de investigación sino que actuamos en una perspectiva política contrahegemónica que cuestiona los planteamientos de esta moral neoliberal reduccionista y controladora. Nuestro interés está vocalizado en la relación personal y en el valor de la experiencia, construida y valorada desde una lógica horizontal y cooperativa. Investigar desde las historias de vida, desde nuestra perspectiva, nos sitúa en una dimensión ontológica y axiológica diferente.

Este libro muestra como un grupo de personas, que nos reunimos regularmente, damos valora a este modo de hacer investigación y nos planteamos avanzar en otra forma de construir conocimiento y de comprender la realidad. En el fondo, por tanto, este libro plantea una esperanza; una posibilidad. Trata de hacer visible que es posible hacer las cosas de otro modo. Esperamos seguir compartiendo estos pensamientos por muchos años más.

Historias de vida en Educación.

Comparto la reseña que se hace en la revista Escuela, en su ejemplar del día 16 de mayo, acerca del libro “Historias de Vida en Educación: Sujeto, diálogo, experiencia”, que ya compartí en este blog. Más allá del comentario sobre el libro, se hace una presentación de algunas de las cuestiones relevantes que se tratan en él. A lo largo de la entrevista se ponen de manifiesto algunas de las cuestiones importantes que se tratan en el libro; especialmente, qué sentido tiene trabajar con historias de vida en educación y qué lugar juegan las investigaciones de este tipo en el marco de la educación. Espero que os despierte el interés por este modo de investigar que implica una posición ante la educación, el conocimiento, los sujetos y la vida.

Cuentan las personas y la experiencia, más que las teorías

383383_140827976049357_100003664668498_166413_880023042_n

Historias de vida en educación. Sujeto, diálogo, experiencia

http://bit.ly/RggS28

Con este título se presenta esta publicación que recoge algunos de los trabajos que se presentaron en las II Jornadas de Historias de Vida y Educación, que celebramos en Málaga en junio del 2011. Sin duda, para los que trabajos en este libro, así como en las Jornadas, este es el resultado de una tarea apasionante y de una forma de entender la investigación que nos compromete y nos estimula constantemente.

Estación del Perro, Málaga, 1970

Hace ya más de 15 años que la Historias de Vida, la investigación biográfica y la investigación narrativa, nos subyugaron de forma  irremediable y desde entonces trabajamos desde esta perspectiva. Las razones para nosotros y nosotras son obvias: Las personas concretas y sus formas de entender su vida son el centro de nuestra investigación. Pero, al mismo tiempo, estas voces están poniendo en cuestión los procesos sociales, culturales y políticos en los que se han forjado. Por tanto, resulta un punto de vista privilegiado para comprender el mundo, la sociedad, la educación, etc.

Por otro lado, nos permite ser parte de los procesos de transformación de la realidad, no desde la jerarquía técnica científica, sino desde la cotidianidad de la vida de las personas. Compartiendo su forma de estar en el mundo propiciamos y participamos en su transformación.

En definitiva, no es un tipo de investigación que te deje indiferente; no te puedes resguardar en los entramados técnicos de la investigación. Sino que como investigadores somos también parte de los procesos que investigamos y las personas con las que trabajamos son compañeros de camino.

Este libro que presentamos recoge trabajos que explican y desarrollan este punto de vista. Desde los tres grandes ejes, el sujeto, el diálogo y la experiencia, se van desgranando investigaciones que nos cuestionan, nos hacen reflexionar, nos emocionan, nos violentan, nos comprometen y nos estimulan. Espero que los lectores y las lectoras puedan compartir, aunque sea en parte, los sentimientos y los logros que aquí se ponen de manifiesto. Nos encantará conocer vuestros comentarios, opiniones y críticas.

Navegador de artículos

Femme del univers

Rincón de creación de una mujer inquieta que adora el Universo...

Conversaciones necesarias

Entre educación, cultura y política

yosoytuprofe.wordpress.com/

Aprender ciencias es mucho más fácil de lo que te imaginas

Melilla ConBici

Queremos que seas parte de la solución.

Procesos complejos

Emilio Roger Ciurana

Hipermediaciones

Conversaciones sobre la comunicación digital interactiva

Cristian Castro Rodríguez

Siembra lo que deseas recoger

Els veÏns del C2

Blog per publicar els textos de les tasques finals

Emsconocimiento's Blog

Just another WordPress.com site

ReCREA Project

Resiliencia, Creatividad y Educación

Pedagogías Insumisas

Patricia Medina Melgarejo coord.

Syncnestesia

Proyecto experimental audiovisual transmedia que juega en el campo del Jazz

All that is Solid for Glenn Rikowski

All that is Solid ... is a radical blog that seeks to promote a future beyond capital's social universe. "All that is solid melts into air" (Karl Marx and Friedrich Engels, 'The Communist Manifesto', 1848).

cienciatecnoeducativa

Análisis, enseñanza y aprendizaje de temas diversos.

kharma Estrany. [Art & Culture]

Espacio de arte y pensamiento

Ley Educación compartida

Un Ley de Educación para tod@s

A %d blogueros les gusta esto: